LA RECONQUISTA DE ROBERTO BRUCE

Cuenta la historia que Roberto Bruce fue coronado rey de Escocia en 1306 y reinó hasta 1370. Pero poco después de ser coronado, el rey de Inglaterra envió su ejército a luchar contra él. El resultado de esa guerra se mantuvo indefinido durante algún tiempo. Unas veces vencía Bruce; otras era vencido. Sin embargo, llegó a una situación en que pareció derrotado definitivamente y se vio obligado a refugiarse en uno de los tres islotes llamados Rathlin (Rathlin O’Birne) que se hallan mar adentro a unos dos kilómetros del Cabo Teelin.

Un día mientras caminaba a través de la isla pensando en que su trono se había perdido para siempre su vista se fijó sobre una araña. La vio luchar mientras trataba de unir su tela en la rama de un árbol. La vio fracasar seis veces hasta que por fin logró su objetivo al intentarlo por séptima vez.

Roberto Bruce, que también había fracasado seis veces, al ver cómo aquella araña en el séptimo intento lograba lo que se proponía, sintió que eso era un aviso del cielo. Poco después abandonaba la isla para agrupar a su lado unos 300 hombres que le eran fieles. Con ellos desembarcó en Carric y a media noche sorprendió a la guarnición inglesa en el castillo de Turnberry. Enseguida derrotó al conde de Gloucester y siguió triunfando hasta que reconquistó toda Escocia y con ello su trono”.

 

 

Rvdo. Edwin Santiago

 

El éxito comienza con la voluntad, si piensas que estás vencido, lo estás; si piensas que no te atreverás, no lo harás, si piensas que te gustaría ganar, pero que no puedes, es casi seguro que no lo lograrás”.

Napoleón Hill

 

Si piensas que puedes lograrlo y te afanas en la conquista, tu recompensa será la gloria

Ricardo Sánchez